View All Galleries

Consejos para la enseñanza Mindfulness (Meditación) para niños

La palabra mindfulness no tiene una traducción exacta al español. Por este motivo se utiliza la palabra inglesa. No obstante, podría traducirse como “atención plena, o plenitud de atención” que podríamos interpretarla como la Meditación. Implica centrarse en el momento presente de una manera activa, siendo conscientes de la experiencia que estamos viviendo dentro o fuera de nosotros, tal y como es, sin pretender controlarla, ya sea un pensamiento, una emoción, un recuerdo, las palabras de otra persona, etc. Se trata de permanecer en una situación sintiendo y observando lo que sucede, sin juzgar ni intervenir. Esto permite que lo que tiene que suceder, suceda de un modo completo, sintiéndolo hasta el final.

Aquí hay algunas pautas que se han creado para los educadores que quieren incorporar y trabajar con la Meditación en la jornada escolar, o para cualquier persona que quiere enseñar a niños.

Propósito. Debido a que esta es una herramienta que los estudiantes pueden utilizar a lo largo de su vida, es importante que la connotación de “atención plena” o meditación sigue siendo exacta, cuando se aplica adecuadamente, incluye las cualidades de la conciencia (prestar atención a la propia experiencia a través de los sentidos y la mente); de no-juicio (no etiquetar las cosas “bueno” o “malo”, sino observar con una actitud neutral); y de la quietud en el corazón y la mente (aunque el cuerpo puede estar en movimiento). Aunque puede ser tentador utilizar la atención plena como herramienta disciplinaria,  no debe utilizarse para exigir un determinado comportamiento. Es inherentemente incluye la calidad de aceptación.

Tenga su propia práctica de la atención o meditación. Esto le hará más eficaz en la enseñanza. Sólo podemos ofrecer lo que hemos desarrollado nosotros mismos.

Elija un momento para la meditación. Somos criaturas de hábito! Trate de practicar siempre la atención al mismo tiempo. Muchos profesores les ayuda con su clase establecerse después del recreo o después del almuerzo. Por supuesto, usted puede hacerlo más de una vez al día.

Cree el entorno. Deje en claro que la atención plena es un momento especial: despejar escritorios, tal vez pasar a la alfombra, o tener todas las sillas frente a la parte delantera de la sala. Pida a los estudiantes que  deben ir al baño previamente y se abstengan de hablar y de moverse por un rato.

Obtener que los estudiantes se involucren. La mejor manera de asegurarse de que no olvide hacer una meditación es contar con la ayuda de sus estudiantes. Crear un plan de rotación, Si practicas la atención plena a la misma hora todos los días, muy pronto usted no tendrá que recordar, cualquiera en su clase le recordará!

Compartir. Dado que los niños responden bien cuando  transmitimos nuestras propias experiencias, se puede compartir con los estudiantes, cómo y cuando se está utilizando la atención plena en su vida. Si comparte una historia reciente cuando fueron superados por la emoción  para ayudarle a lidiar con una emoción, que puedan oír cómo se aplica.

Ellos comparten. Muchos estudiantes jóvenes les gusta compartir lo que han notado o experimentaron durante la atención, o tal vez algo que era difícil o molesto. Compartiendo también permite que otros sean conscientes de cosas a destacar durante la práctica de la atención que puede que no hayan oído hablar de otra manera.

Practicar todos los días. Cuanto antes comience la integración de ejercicios de conciencia en su rutina diaria del aula, aunque solo sea por un minuto a la vez, más rápido se convertirá en una parte de la cultura de la clase.

Utilice las instrucciones y escritura abajo para una lección de atención diaria; se puede hacer en tan sólo uno o dos minutos. Si le gusta, puede ser más creativo y añadir más lecciones en profundidad, o practicar por períodos más largos. Usted puede hacer lo mismo todos los días. Una lección simple de repetir todos los días es de un minuto de la escucha atenta y un minuto de la respiración consciente.

1. “Por favor entrar en un auto-control,  en silencio y atento, sentado en posición vertical, con los ojos cerrados.”
2. “Ahora ponga toda su atención en el sonido que está a punto de escuchar. Una vez sonando éste, hágalo hasta que el sonido ha desaparecido por completo “.
3. Use una campana con un sonido sostenido o un palo de lluvia para fomentar la escucha atenta.
4. “Por favor levanten la mano cuando ya no puede escuchar el sonido.”
5. Cuando la mayoría o todos han levantado la mano, usted puede decir: “Ahora poco a poco, con atención plena, mueva su mano a su estómago o en el pecho, y sólo sentir tu respiración.”
6. Usted puede ayudar a los estudiantes a mantenerse enfocados durante la respiración con recordatorios como … simplemente respirando …”
7. Suene la campana para terminar.

Capta más alumnos para tu escuela, solicita una asesoría gratis: https://goo.gl/jH5ewH

Tags: , , ,

Facebook